No fueron los zombies, ni Los Salvadores, ni Los Susurradores los que sellaron la suerte de Rick Grimes en la serie. Se trató del mismísimo Andrew Lincoln quien, a fuerza de bajar la exigencia de trabajo, decidió poner fin a la centralidad del personaje de lo llevó a la fama mundial

A PARTIR DEL SIGUIENTE PÁRRAFO LA INFORMACIÓN CONTIENE SPOILERS

Andrew Lincoln as Rick Grimes – The Walking Dead _ Season 8, Episode 1 – Photo Credit: Jackson Lee Davis/AMC

Tal como habíamos adelantado en la introducción de la sentida carta que Lincoln compartió con los fans antes de al emisión de “What Comes After”, la duda acerca de una despedida definitiva era muy certera. Y lo fue. No puede matarse, no puede borrarse, de la nada, a un héroe tan popular.

Jugó el azar, el desangre y una de las mejores escenas de toda la serie con una cantidad de zombies atravesando un puente y… la estructura estallando por el aire tras el certero disparo del (súper) héroe Rick a una pila de dinamita. Previo a eso, se dio cuenta de los perdidos en el camino, los héroes asesinados que se le aparecieron a un moribundo Grimes, entre los que se destacó, por esas cosas del destino, el viejo Hershel Greene, personificado por el actor Scott Wilson que falleció hace exactamente un mes. Toda la escena terminó siendo un homenaje y formando parte de un episodio perfecto, de esos quedan en la historia, y que sienta las bases para un futuro más que promisorio. Allí estuvo el misterioso helicóptero para llevarse al despojo de Rick y seguir sembrando intriga respecto de esa línea narrativa. Y, claro, lo mejor vino para el epílogo, cuando un grupo nuevo de sobrevivientes se ve rodeado de zombies y unos certeros y fantasmales disparos desde el bosque, los rescatan de la nada. En un contraplano perfecto, cuando el grupo recupera la respiración, aparece una niña de unos diez años que se calza un sombrero de sheriff, una espada samurai cruzada en la espalda y dice: soy Judith Grimes. Tremendo salto temporal y gran, gran apertura de una nueva línea de relato.

En construcción, el episodio tuvo todo para ser un final de temporada, pero no: ahora vienen tres episodios más para llegar al midseason hasta febrero del año que viene. Lo cierto es que la vapuleada producción de The Walking Dead demostró que sabe muy bien lo que hace y que mucha (pero mucha) tela por cortar.

Por lo pronto, ya se confirmó que Andrew Lincoln seguirá unido a la casa AMC (en Latinoamérica se ve por FOX y Fox Series) y protagonizará como Rick Grimes varias películas de The Walking Dead para la señal. Si, películas. En la “era doradísima de las series”. ¿Vieron cómo todo es circular?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here