Los directores de cine y la era dorada de las series

Mucho se habla de la excelente oferta en series de tv y esta era dorada de la ficción. Uno de los tantos ejes que tiene este fenómeno es el de los grandes episodios dirigidos por esos reconocidos directores. Realizadores con presencia en la industria del cine y que hoy encuentran en las series de televisión un canal más que apropiado para dar rienda suelta a su creatividad.

Desde que la televisión se ha convertido en un refugio para el arte con todas las letras gracias a la ficción en el formato de las series, los directores de cine que antes sentían que era un espacio menor para la expresión, ahora la valoran, incluso, por encima de las virtudes del arte cinematográfico.
En general, los realizadores con experiencia en films, son convocados para los episodios piloto (el primer capítulo) de una serie de televisión. Es obvio: la idea es impactar y lograr un enganche en la audiencia con un producto de categoría. Pero, en los últimos años, esta barrera se quebró y su trabajo se lleva adelante en cualquier instancia de una temporada, de hecho, hay capítulos emblemáticos dirigidos por ellos. Vamos, entonces, con una lista de series y episodios clave dirigidos por realizadores cinematográficos; una lista para guardar y compartir y armar un programa de series para ver y volver a ver en cualquier momento.

Mindhunter – Tremenda serie de Netflix, el mejor estreno de 2017. David Fincher, que ya había dejado las bases de House of Cards en su primer episodio, acá se carga al hombro un proyecto propio con una temática que maneja mejor que nadie: los profilers y asesinos seriales. Desde el primer episodio que dirige da rienda suelta a su manejo exquisito para la puesta en escena, la iluminación con una paleta de colores fríos, el aprovechamiento del fondo y fuera de campo, la edición ágil. Una locura

The Walking Dead, Episodio 1 – Con todo lo que ha pasado en la serie más popular del planeta pocos se acuerdan de ese excelente primer capítulo que mostraba cómo el oficial Rick Grames despertaba en un hospital y se “enteraba” de prepo como el mundo estaba infectado de zombies. Muchos episodios excelentes se sucedieron a lo largo de siete temporadas, pero ese inicio fue impactante por la profundidad de la propuesta y la puesta en escena. Detrás de las cámaras estuvo nada más y nada menos que Frank Darabont, director de joyas como La Niebla, Milagros Inesperados o la excelsa Sueños de Libertad). Darabont fue el productor de la serie durante la primera temporada y luego se alejó por diferencias creativas.

Breaking Bad, Ozymandias – La mejor serie de todos los tiempos cuenta con un episodio, considerado, perfecto. Se trata del antepenúltimo capítulo, muy poco antes de la despedida definitiva de Walter White. El director es Rian Johnson, que ya había dirigido un par de capítulos antes y causado muy buena impresión con su película Looper. Aadmeás, fue el director del episodio 8 de Star Wars, nada menos. Ozymandias es un tour de force actoral, un despliegue maestro sobre la performance, el rostro y la actitud de Bryan Cranston como Walter White. Una de las mejores muestras de TV (en todos sus aspectos y niveles) de la historia.

Westworld y Game of Thrones The Stray, el tercer episodio de la flamante serie de HBO, está dirigido por el inglés Neil Marshall, un realizador efectivo que cuenta con una joya que conviene tener en cuenta: Dog Soldiers, una vuelta de tuerca a las películas de licantropía. Luego de un par de películas regulares en Hollywood, Marshall se dio cuenta de que puede aprovechar todo su potencial para la realización audiovisual en las series de TV. Dirigió episodios de Black Sails, Hannibal y Constantine. Pero sus perlas son, “The Stray”, en Westworld, donde demuestra una clara diferencia de tono narrativo y su maestría para la puesta en escena y el increíblemente bueno “The Watchers on the Wall”, penúltimo episodio de la cuarta temporada de Game of Thrones. Ese capítulo en el que los guardianes del muro son atacados y Jon Snow confirma su liderazgo. Un plano secuencia increíble demuestra porqué es uno de los mejores episodios de toda la serie.

The Knick – En este caso se trata de todos los episodios. Si, las dos temporadas completas. Steven Soderbergh dirigió los 20 episodios existentes de esta excelente serie. A medio camino entre el registro indie y el documental, Sodebergh marcó con su estilo el ámbito de las series de tv. Con unos personajes increíbles y actuaciones soberbias, es uno de los ejemplos de por qué las series de televisión viven este momento de gloria en la cultura popular.

The Strain – El talentoso Guillermo del Toro es el hombre detrás de esta serie que se basa en la novela de su creación junto a Chuck Hogan. Dirigió un par de episodios, entre los que se destaca el capítulo piloto, donde deja claro su maestría para el género de terror con aires góticos. Lo que se dice, un imprescindible.

Boardwalk Empire y Vinyl – las dos series de HBO con altísimo despliegue de recursos fueron producidas por el mejor director de cine de todos los tiempos: Martin Scorsese. Dirigió el primer episodio de cada una, logrando una película (muy buena) en sí mismo en ambos casos.

Ash vs Evil Dead – Obviamente, Sam Raimi, creador absoluto de la saga que da origen a esta serie, es el productor y responsable total de esta joya del género del terror-humor-acción. Raimi dirige el primer episodio que enlaza magistralmente con el concepto de la película, génesis de la historia del magnífico Ash Williams (Bruce Campbell)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here